Huelga indefinida en el Hospital Infanta Elena de Valdemoro a partir del 27 de noviembre

Noelia Melero.-

Ayer tuvo lugar el fallido acto de conciliación entre patronal y sindicatos del Comité de Negociación del Convenio de la Sanidad Privada madrileña que conforman FSES-SATSE, CCOO y UGT. El acto finalizó ‘Sin avenencia’ tras negarse la patronal a estudiar la última propuesta de los sindicatos tal y como ha subrayado en declaraciones a Valdemoro Digital, Natalia Melle del comité de empresa de CCOO del Hospital Infanta Elena de Valdemoro.

Huelga en el Hospital Infanta Elena
Huelga en el Hospital Infanta Elena

La huelga indefinida comenzará a partir de las 07:00 horas del 27 de noviembre y afectará a centros asistenciales privados, a concertados y a los adscritos a la red pública de hospitales de la Comunidad de Madrid: El Infanta Elena de Valdemoro, el Rey Juan Carlos de Móstoles, el Hospital General de Villalba y el Hospital Universitario de Torrejón de Ardoz y a un total de más de medio millón de madrileños que reciben asistencia sanitaria en ellos.

Asimismo, Melle ha explicado como será el funcionamiento en el Hospital cuando comience la huelga “se van a fijar unos servicios mínimos que serán similares a los fijados en un festivo o domingo. No habrá consultas externas, rehabilitación y se reduciría la atención en quirófano. Aún queda por fijar concretamente en la mesa del comité de huelga cuales van a ser los servicios mínimos pero normalmente suelen ser esos“.

En cuanto a los término de la convocatoria “al ser una huelga indefinida se prolongará hasta que la patronal decida sentarse a hablar con una postura diferente puesto que hasta este momento llevamos un año y medio negociando un convenio y no hay ningún acercamiento que mejore las condiciones laborales del personal que llevamos con un convenio colectivo congelado bastante años. Estamos pidiendo unas revisiones de convenio con unas mejoras a nivel salarial y a nivel de condiciones de permiso retribuido que se mejoren y se atiendan otros aspectos que son muy importantes para el colectivo sanitario”  ha afirmado Natalia Melle.

También ha hecho declaraciones sobre el seguimiento previsto de la huelga en el Hospital Infanta Elena, aunque en este punto Melle se ha mostrado esquiva al no querer dar información a la empresa sobre si los trabajadores van a secundarla de forma masiva “es una decisión personal. Nosotros pensamos que la plantilla está suficientemente motivada como para hacer un seguimiento. El alcance del seguimiento será hablar a futuro que no se puede determinar ahora mismo. Los trabajadores decidirán” ha concluido Melle.

Por su parte, Juan Antonio Hervás Izquierdo, secretario de Sanidad ha denunciado que “prefieren la huelga indefinida a mejorar las condiciones   laborales de los 17.000 profesionales  de la sanidad privada madrileña…Planteamos a la baja nuestras propuestas, las cuales no fueron tenidas en cuenta por patronal, ni siquiera plantearon una reunión posterior para   transmitirnos la valoración que hagan de las mismas. Simplemente indicó a los mediadores del Instituto Laboral que no estaba de acuerdo y dio por finalizada la reunión” ha explicado Hervás, que ha finalizado haciendo hincapié en que “a pesar de nuestros esfuerzos, la patronal sigue empeñada en que la Sanidad Privada madrileña comience el próximo 27 de noviembre una huelga indefinida en el sector”.

Para SATSE Madrid, la patronal no tiene reparo en publicitar que se gasta millones   de   euros   en   tecnología   o   que   tiene   importantes   beneficios económicos pero luego se niega a regularizar los salarios de sus 17.000 trabajadores, muchos de los cuales no llegan ni a los 1.000€ al mes. Desde los   sindicatos   negociadores  denuncian además de que a pesar de que volvieron a rebajar sus pretensiones para poder alcanzar un acuerdo, no ha sido posible.

Algunas de las peticiones  del Comité de Negociación del Convenio de la Sanidad Privada madrileña que conforman FSES-SATSE, CCOO y UGT

  • Una subida salarial media anual del 2% hasta 2019, una cláusula de revisión salarial y la no absorción de salarios por debajo de los 45.000 euros.
  • En cuanto a los domingos y festivos, en la actualidad tienen el mismo valor que un diario, solicitaban el pago de 10€ por trabajar en domingo, 15€ en festivo y 30€para los festivos llamados especiales.
  • La necesidad de reconocer y actualizar la clasificación profesional ateniéndonos a las nuevas titulaciones académicas.