Hoy se presenta al Pleno la nueva Ordenanza Municipal de Convivencia Ciudadana

Hoy se presenta al Pleno La nueva Ordenanza Municipal de Convivencia Ciudadana para su aprobación.

El nuevo texto normativo tiene 214 artículos, distribuidos en 14 títulos con sus respectivos capítulos, adaptado a las modificaciones legislativas surgidas en esta década así como a las nuevas necesidades y demandas vecinales.
Sometido a consulta pública tal y como establece la Ley, el documento ha incorporado en el apartado de Convivencia Ciudadana la práctica totalidad de las 36 alegaciones y sugerencias planteadas por la ciudadanía y las organizaciones más representativas potencialmente afectadas por la futura norma.

Entre las propuestas presentadas durante el tiempo que el borrador del texto ha estado en exposición pública, muchas tienen relación con los animales domésticos, especialmente con las micciones y excrementos caninos en espacios públicos. Una mayor vigilancia para que los perros transiten atados, la imposición de multas a los dueños que no recojan las deyecciones, la creación de un impuesto por la tenencia de mascotas para sufragar la limpieza viaria de los mismos o el control de las colonias felinas han sido algunas de las peticiones de la ciudadanía.

Además de asumir la inclusión de un capítulo específico en el texto dedicado a la contaminación atmosférica por gases, se ha atendido la petición realizada por los usuarios de la zona de deporte urbano de permitir el uso de bicicletas bmx, skates y scooter en los skateparks públicos.

También han sido estimadas otras alegaciones relativas a los ruidos en la vía pública, en las viviendas y en los espacios comunes de las urbanizaciones así como la regulación de los petardos que molestan a vecinos y animales domésticos, el uso de instrumentos musicales en los domicilios o la contaminación acústica durante las noches en las empresas radicadas en polígonos industriales para lo que se ha incluido el capítulo “Otros horarios con relación al ruido”.

La Ordenanza Municipal de Convivencia Ciudadana tiene como objetivo preservar los espacios públicos como lugares de encuentro donde las personas puedan desarrollar en libertad sus actividades de ocio y recreo con respeto a la dignidad y derechos de los demás.

Además, regula el uso común y el privativo de las avenidas, espacios libres, paseos, calles,  plazas, caminos,  puentes,  parques,  jardines, fuentes y otros  bienes  municipales de carácter público con el propósito de crear una ciudad con calidad de vida, segura y saludable en la que sus habitantes se sientan integrados y sean corresponsables en el mantenimiento de la seguridad y limpieza.